El mal humor es síntoma de un alto coeficiente intelectual

Si eres una persona de mecha corta, es decir: que prácticamente cualquier cosa les molesta y los hace convertirse en un auténtico demonio, tal vez no solo es cuestión de carácter, ni necesariamente tiene que ver con que seas un cascarrabias o hayas recibido radiaciones como Hulk.

No. Tal vez, es porque tu coeficiente intelectual es elevado!

 

Según una investigación de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sidney, el mal humor es signo de inteligencia alta.

Durante dicho estudio se realizaron una serie de experimentos en los que se manipuló el estado de ánimo de los participantes, usando películas y recuerdos positivos y negativos.

 

Los resultados que arrojó este estudio fue que la tristeza y el mal humor mejoran la capacidad de juzgar a otros e incrementan la memoria.

Además, tienen mayor capacidad para argumentar; mientras que los optimistas tienen más facilidad para crear, imaginar y cooperar. Es decir, los dos lados para equilibrar al mundo, o al menos eso se esperaría.

 

“Mientras que un estado de ánimo positivo facilita la creatividad, la flexibilidad y la cooperación, el mal humor mejora la atención y facilita un pensamiento más prudente. Nuestra investigación sugiere que la tristeza mejora las estrategias para procesar la información en situaciones difíciles”.

Joseph Forgas, Universidad de Nueva Gales del Sur

 

Forgas subrayó que las personas con un estado de ánimo más decaído poseen mayor capacidad de argumentar sus opiniones por escrito, por lo que concluyó que “no es bueno estar siempre de buen humor”.

Se trata entonces de lograr un equilibrio en la vida, pues tampoco te la puedes pasar todo el tiempo enfadado y peleando con todo mundo, ya que esto tal vez incremente tu coeficiente intelectual; pero sin duda terminarás completamente solo, así que de nada te servirá toda esa inteligencia…