El embarazo se ‘contagia’, ¡y está demostrado!

Es posible que hayas escuchado alguna vez que el embarazo se contagia, pero, ¿qué de cierto tiene eso? Quizá hayas visto alguna vez que cuando una mujer se embaraza, después alguna mujer cercana a ella también se queda embarazada, y después otra… Es imposible pensar que el embarazo es contagioso puesto que no tiene ninguna bacteria o virus que pase por el aire y que se contagie en las mujeres, el embarazo solo se produce a través de la fecundación del óvulo de la mujer con los espermatozoides del hombre.

Parece ser que el hecho de que una mujer se quede embarazada y que después, otras ‘se contagien’ tiene una explicación científica. Es cierto que no existe ningún contagio biológico, no tiene sentido que sea así por lo que no es un ‘contagio’ en sí mismo… Pero puede haber una causa que lo explique.

Cuando el embarazo se contagia

Fue en 2012 cuando se empezó una investigación llevada a cabo por científicos de la universidad alemana de Bamberg para saber por qué ocurría que cuando una mujer se embaraza también lo hacían otras mujeres cercanas a ella. El estudio se llevó a cabo con una muestra de 20 mil mujeres que trabajaban en diferentes empresas y se demostró que cuando una mujer se quedaba embarazada, después venían más embarazos de otras compañeras. Pero esto no es casualidad. Que otras mujeres se embaracen no es algo que ocurra de forma fortuita. 

El motivo por el cual parece que el embarazo se contagia es porque las probabilidades de embarazo aumentan cuando una amiga o familiar se queda en estado. Pero no es un factor biológico, ni de virus, ni nada que se traspase por el aire… Tiene que ver con un factor emocional muy potente en las mujeres.

Normalmente las personas no somos conscientes de lo que pasa en nuestro cuerpo, pero cuando una mujer que conoces se embaraza y quieres ser madre dentro de ti, es como si algo tocase tu interior.

Se siente que es más fácil, que sí se puede

Si tienes una amiga o una mujer dentro de tu familia que se ha quedado embarazada es posible que creas que tú también tienes capacidades para conseguirlo y esto haga que sientas una mayor confianza en tus capacidades de reproducción. Esto, puede hacer que te des cuenta de que tu reloj materno ha sonado y que quieras mantener relaciones sexuales sin protección para quedarte embarazada… Si las demás pueden, ¿por qué tú no?

El embarazo es contagioso

Hubo un estudio que analizó la conducta de 1700 mujeres durante nada menos que 15 años… Y corroboró todo lo que estamos comentando en este artículo. No es casualidad que el ser humano tenga este comportamiento aunque no todas las mujeres lo tengan. Una mujer que no ha pensado en ser madre anteriormente, al ver a una mujer embarazada en su círculo cercano puede sentir que quizá ella también podría.

Además, el ser humano es un ser social que actúa en grupo, por eso muchas personas se dejan llevar por las decisiones de otros, por lo que si una persona decide quedarse embarazada, puede que sea una buena idea para hacer en nosotros mismos.

La educación también es un factor que afecta a la decisión de tener hijos. Las mujeres con niveles más bajos de educación se ven influidas por otras personas con mayor nivel educativo, pero inversamente no ocurre esto. Las mujeres con un mayor nivel educativo se dejan influenciar por mujeres con sus mismos niveles de educación. Si una mujer se queda embarazada puede influenciar en el pensamiento de otra mujer para ser madre de nuevo. 

Ahora ha llegado el momento de pensar, ¿tienes alguna amiga o familiar que esté embarazada? ¿Tienes deseos de quedarte tú también en estado? ¡Sé sincera contigo misma!